jueves, 16 de enero de 2020

El CEO del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, dijo "El tiempo de los fabricantes de automóviles tradicionales ha terminado"...Volkswagen no quiere ser la nueva Nokia del auto eléctrico

VW CEO calls for 'radical overhaul' to master technology shift (una 'revisión radical' para dominar el cambio)
Consciente de que el sector cambiará en los próximos años, Diess ,director ejecutivo del Grupo Volkswagen , advierte a los suyos de la necesidad imperiosa de no poner un pie en falso.

Pone como ejemplo el caso de Nokia, que dominó el mercado de los teléfonos móviles hasta que no supo reaccionar al auge de los teléfonos inteligentes, abanderados por el iPhone de Apple y a Tesla por el contrario como ejemplo de apostar por la última tecnología
Diess remarca que los próximos años serán decisivos para redefinir los actores del sector.
El Grupo Volkswagen es un auténtico gigante, con múltiples marcas y 10,9 millones de vehículos vendidos en el año 2019. Audi, Bentley, Seat, Skoda, Volkswagen, Jetta, Porsche y Lamborghini son sólo algunas de las firmas que lo integran.
Una empresa tan grande tiene cosas buenas y cosas malas. Lo mejor, su fortaleza económica y la cooperación entre sus empresas, que pueden coordinarse con recursos virtualmente ilimitados para desarrollar el coche eléctrico. Lo peor, la lentitud en la toma de decisiones, que les deja en clara inferioridad respecto a nuevos rivales como Tesla.
Diess advierte a los suyos de la necesidad imperiosa de no poner un pie en falso.
"Los días de las marcas de automóviles tradicionales ya han acabado", ha proclamado hoy el director ejecutivo del Grupo Volkswagen en una reunión interna de la compañía, donde ha puesto de ejemplo los resultados bursátiles de Tesla para remarcar la importancia de desarrollar tecnología de última generación según informan Reuters y Bloomberg.
"Éste es seguramente el mayor reto al que se ha enfrentado Volkswagen", ha añadido Diess. "La gran pregunta es si seremos lo bastante rápidos —en esta transición—. Si seguimos a la velocidad actual, esto va a ser muy duro".
Herbert Diess ha señalado que las previsiones económicas son buenas para 2020, un año en el que el Grupo espera mantener los mismos beneficios que en el último ejercicio. Pero el director ejecutivo quiere reinvertir en Investigación y Desarrollo para preparar los coches del día de mañana.
Diess también ha dicho que reducirán el presupuesto destinado a los autos de fuel cell (pila de combustible), dado que no creen que en la próxima década sean tan competitivos como los eléctricos. Si esto no es así van a estar en serios problemas porque varios competidores como Toyota, Honda y Hyundai no piensan lo mismo. También simplificarán su estructura en pro de la productividad y recortarán costes, en especial en Alemania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario